Cuaderno de bitacora: sexta y última reflexión

por Diana Ochoa

Se trata de compartir algunos ejercicios útiles a esta tarea de viajer@s. Me gustó la manera como lo organizan.
Herramientas de re elaboración del Yo
Lo esencial en este grupo de ejercicios es considerar al Yo como “…Una especie de testigo, de observador, tanto de los contenidos y operaciones de nuestra mente, como del devenir de nuestra historia… Este Yo-Observador no es, exactamente, el protagonista de mis acontecimientos vitales, sino el testigo de que estoy viviendo cada uno de esos acontecimientos”(Ramiro Alvarez. Vivir. Una guía de viaje pp 126).
A-Centrarse en el presente: Trazar una linea que representa el transcurso del tiempo en tu historia. En la mitad de la linea, ubicas el presente, el instante en que estas. A su izquierda se ubicara el pasado y, a su derecha estará el futuro. Algo mas o menos así:
     ——————————————P———————————————     Aquí se registra el pasado                         Aquí se registra el futuro
Cierro los ojos y respiro conscientemente unas tres a cuatro veces, coloca tu dedo en P, percibiendo todo lo estas viviendo: la sensación de tu dedo en contacto con el papel, el lugar donde te encuentras, la temperatura, los sonidos que te llegan de afuera… Luego deja vagar libremente tus pensamientos, sin censura, la tarea consiste en observar el pensamiento, ver a que momento, pasado o futuro esta y desplazar tu dedo a izquierda o derecha, según sea el caso; mas cerca o lejos de P según sea muy del pasado o se proyecte mas hacia el futuro. El objetivo es darte cuenta de la distancia temporal que puede existir entre los contenidos de tu mente y el momento presente. Practica tan frecuente como puedas.
” La tarea es así de sencilla: consiste tan sólo en que te acostumbres a distinguir cuándo estás centrado en el presente y cuándo viajas hacia otros tiempos de tu historia”
B- Clasificar pensamientosCon los ojos cerrados y en posición relajada, visualiza una pantalla de proyección. Deja vagar tus pensamientos y, cuando detectes que tu foco de atención esta ocupado en un pensamiento concreto, haz el esfuerzo de situarlo en la pantalla como si vieras una película. Entonces di: “estoy teniendo el pensamiento de que…. Pero solo es un pensamiento”. “Mi mente esta volviendo al recuerdo de… Pero es solo un recuerdo.
“El objetivo no es bloquear o anular el contenido de tu mente, sino situarlo en sus justas dimensiones: son sólo pensamientos, no son la realidad”.
PUEDES TAMBIÉN TOMAR LOS CONTENIDOS QUE HACEN FOCO Y “EMPAQUETARLOS” Y COLOCARLOS EN UN VAGÓN DE UN TREN Y DEJAR QUE SE VAYAN, SE TRATA DE JUGAR CON ELLOS PARA DIFERENCIARLOS DE LA REALIDAD PRESENTE.

Herramientas de consolidación de actitudes
Ya sabemos que la angustia y otras emociones negativas desbordadas, acarrea actitud de evitación, de ausencia de vida. No se trata de cubrir el camino con una zancada, Se trata de estar dispuestos a saltar, aun con todas las dudas. Podemos ir organizando pautas progresivas de afrontamiento.

A-Crear un espacio
Evoca una sensación corporal, situación y/o recuerdo particularmente difícil y perturbador para ti. Toma un tiempo dejándote revivir las sensaciones asociadas.. Por mal que te sientas, permite a la sensación estar allí. Si te tensa, admite esa tensión. ESTE MALESTAR ES COMO LLEVAR UN TRAJE O ZAPATO APRETADO. Observa como, a pesar de la incomodidad, eres capaz de mantener todo eso contigo. Aunque tu pensamiento te diga que no puede mas, percibe como en realidad si puedes abrir un espacio para cada sensación, porque, por incomoda que sea, es natural (la sensación perturbadora) y forma parte de tu vida histórica. OBSERVA COMO, AL ACOGER TUS SENSACIONES DE INCOMODIDAD, TE VAS FORTALECIENDO.
B-Un minuto más.
Haz una lista de tareas molestas o fastidiosas (lavar los platos, arreglar una gaveta, visitar a un pariente fastidioso, pero que esta enfermo, etc).   Clarifica un motivo autenticamente valido para realizar la tarea: higiene, ventajas a mediano y largo plazo de índole practico, de orden, de estrechar vínculos o por fortalecer la voluntad. Te pones manos a la obra mientras  tomas consciencia de los diálogos internos a favor y en contra de seguir adelante y de las posibles sensaciones de incomodidad. En el momento de llegar al punto de desagrado máximo, te comprometes a permanecer, por lo menos, un minuto mas en la situación, antes de abandonarla.“Se trata de entender el verdadero sentido de la Aceptación y palpar sus efectos concretos y tangibles”

You may also like